Saltar al contenido

Abierto nuevamente el Museo del Ferrocarril de Cuba

13 noviembre, 2019

Museo del Ferrocarril de Cuba

En saludo a los 500 años de la fundación de La Habana (será el 16 de noviembre) el 11 de noviembre fue reinaugurado el Museo del Ferrocarril de Cuba después de un notable trabajo de restauración. Para ver el resultado me di una vuelta por esa institución que atesora una amplia muestra del patrimonio ferroviario cubano, entre ellas numerosas locomotoras de vapor.

Museo del Ferrocarril de Cuba

En primer lugar nos recibe ”La Junta” en medio del amplio salón de la antigua Estación de Cristina, la locomotora de vapor más antigua preservada en Cuba que perteneciera al ferrocarril público de Matanzas. Enseguida pregunte por la sala de ferromodelismo, por suerte persiste aunque con una nueva ubicación. Buena parte de la pequeña muestra son modelos construidos artesanalmente.

Museo del Ferrocarril de Cuba

Museo del Ferrocarril de Cuba

Museo del Ferrocarril de Cuba

La locomotora M-62 K No.61602 fabricada en Voroshilovgrad, en la URSS en 1974 (hoy Ucrania) que fuera insignia del ferrocarril cubano luce su rojo intenso, y nos espera a la derecha del anden. A la izquierda una locomotora de vapor inglesa Manning de 1873, una joya única de su tipo en Cuba.

Museo del Ferrocarril de Cuba

Museo del Ferrocarril de Cuba

Museo del Ferrocarril de Cuba

Varias pancartas ofrecen información al visitante, pero voy a señalar algunos detalles, uno de ellos es que no se conserva ninguna locomotora de aquel ferrocarril original. Las 8 locomotoras del primer ferrocarril cubano procedian de inglaterra, producidas por Braithwaite y Rennie, pero el ingeniero principal constructor del primer ferrocarril –el norteamericano Alfred Cruger- no escatimo esfuerzo en achacar ineficiencia y defectos a las maquinas inglesas, aunque mi amigo Chris West señalaba en un articulo que a una de ellas el norteamericano le habia dado su nombre. Finalmente Crugger logro que fueran sustituidas por locomotoras norteamericanas producidas por Baldwin (la número de serie 104 y 105) y Norris, (2 de cada uno) cuando todavia los Estados Unidos no habían dejado de importar locomotoras inglesas. Baldwin habia comenzado armando una máquina inglesa y su primer diseño propio fue basado en una locomotora de ese pais.

Museo del Ferrocarril de Cuba

Museo del Ferrocarril de Cuba

Museo del Ferrocarril de Cuba

Museo del Ferrocarril de Cuba

Museo del Ferrocarril de Cuba

Museo del Ferrocarril de Cuba

One Comment leave one →
  1. Bruno permalink
    13 noviembre, 2019 5:29

    Muy interesante!Espero visitar el museo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: